10 Formas de alejarte de la comida chatarra

10 excelentes tips para huir de la comida chatarra

Queremos empezar bien el año, nuestros propósitos ya están en mente pero siempre hay un enemigo a al acecho, la comida chatarra! Y es que por donde quiera que vamos siempre habrá algo que nos aleje del camino saludable que estábamos empezando a recorrer. Desintoxicar tu cuerpo es el primer paso, pero es indispensable que de ahí en adelante también enfrentes a tus más grandes enemigos, las donitas, las papas, los nachos, pan, pan y más pan.




1.- Haz compras inteligentes
El primer paso para alcanzar nuestros objetivos es cambiar lo que nos rodea. Empezar por comprar alimentos más saludables es una manera inteligente de iniciar. Ve al super con el propósito firme de comprar sólo lo que te hace bien, aunque al llegar a tu casa te lamentes de no haber comprado el panquecito con chispas de chocolate para la cena, que es precisamente lo que debemos evitar. Mientras menos comida chatarra tengas en casa menos tentaciones habrá.

2.- Come cada tres horas
¡Delicioso!, ¿a quién no le gusta comer?. Los expertos dicen que comer cada tres horas es excelente para nuestro organismo ya que es una forma de acelerar nuestro metabolismo, por supuesto que me refiero a alimentos sanos, si tu estómago está lleno es menos probable que tengas antojos de comida chatarra.

3.- Prepara snacks saludables
Piensa en la verdura que más te guste y conviértela en un delicioso snack, a veces nos cuesta trabajo comer sano porque se nos acaban las ideas y terminamos comiendo todos los días lo mismo. Si ya te cansaste de los pepinos con sal y limón prueba con algo distinto. A mi por ejemplo me gusta picar jitomates y chile habanero, les pongo un poquitin de sal y limón y listo. Prepáralos y déjalos en tu mesa, así a cualquier hora del día que te llegue un ataque de ansiedad será lo primero que tengas a la mano.

4.- Algo dulce para el antojo
Hay muchas ocasiones en que no tenemos hambre, simplemente es el antojo y a pesar de que no hay nada de comida chatarra en el refri (porque se supone que ya nos encargamos de que no la haya) nos morimos de ganas de salir a la tienda por algo dulce. Seguramente nuestro cuerpo nos está pidiendo azúcar, pues que tal tener gelatinas de fresa a la mano, incluso una de leche (con moderación). 

5.- Toma mucha agua
Además de que es muy sano y te ayuda a liberar tu cuerpo de lo que no necesita, podrás así mantener a tu estómago contento. En ocasiones confundimos el hambre con la sed y desgraciadamente esa confusión (y otras cosas más) son las culpables de esos kilitos demás.

6.- Nunca compres con hambre
Cuando tenemos hambre todo a nuestro alrededor parece extremadamente atractivo e irresistible, corre lo más lejos que puedas, saca tu botella de agua o una fruta de tu bolsa.

7.- Siempre lleva fruta extra contigo
Siempre que salgas lleva fruta, es mejor que lleves dos manzanas y una naranja y con esto te evites toparte con el enemigo "la comida chatarra", a que compres de urgencia alguna chuchería que encontraste de paso.

8.- Incluye en tus alimentos fibra
Recuerda siempre elegir alimentos que contengan fibra, ya que esto mantendrá tu estómago satisfecho por más tiempo. 

9.- Disfruta la comida
Comer por comer no tiene sentido, si saboreas cada alimento que comes aprenderás a comer sano en menor tiempo.

10.- Un día a la semana date el lujo de un postrecito
Este no es el mejor de los consejos, porque si estás empezando a dejar las chucherías esto puede ser tu perdición, pero es recomendable hacerlo para no tener ataques de ansias en los próximos días. No tiene nada de malo, siempre y cuando tengas mucha fuerza de voluntad y te limites a comer sólo una porción de tu postre preferido. Si sientes que no podrás resistir y que comerás todo lo que te pongan en frente evita esta recompensa por un par de semanas, hasta que tu cuerpo sea lo bastante fuerte para rechazar por ti al enemigo.


No olvides que ser constante es lo que te llevará a alcanzar todas tus metas!