Cómo ser realmente feliz y no morir en el intento

Actividades para ser feliz (comprobadas científicamente). De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Harvard, las personas pasan el 46.8 de su tiempo, mientras caminan, pensando en cosas relacionadas con el pasado o planeando el futuro. En conclusión: la mitad de ese tiempo no están ahí presentes.

Ya no nos resulta nueva esta proclividad del ser humano moderno de estar rehuyendo al presente para darle vueltas a sucesos dolorosos o quizá felices del pasado, a pensar una y otra vez en cosas que nunca han sucedido pero que deseamos o que tememos, y finalmente, a predecir o planear lo que nos habrá de suceder o las actividades que habremos de emprender.

lograr la felicidad



Ningún otro animal en este planeta —hasta donde se sabe— se concentra en lo que no está sucediendo. Y aunque el soñar despiertos es usualmente visto como una virtud, lo cierto es que en la actualidad, suele convertirse más bien en un vicio, ya que por estar entregados a ello, dejamos de hacer las cosas que nos llevarían al logro de dichos sueños.

Lo interesante es que para realizar el trabajo en cuestión, los investigadores desarrollaron una aplicación para iPhone, a través de la cual contactaron a 2 mil 250 voluntarios a los que les preguntaron qué tan felices se sentían, qué hacían, entre otras cosas.

Los voluntarios podían escoger entre 22 actividades, tales como caminar, comer, ir de compras o ver televisión. En promedio, 46.9 por ciento de ellos reportaron que soñaban despiertos mientras hacían diversas actividades, excepto hacer el amor.

Lo más revelador del estudio citado, que fue publicado en la prestigiada revista Science, es que las personas que participaron en el experimento se sintieron más felices cuando sostenían alguna charla interesante, hacían el amor o se ejercitaban.  En contraparte, eran menos felices mientras descansaban, trabajaban o usaban la computadora.

cómo lograr la felicidad
Así que, ¿qué esperas? Deja de bloguear y conversa, haz ejercicio o prueba las mieles de Eros. ¡Serás más feliz!