10 razones para comprar un seguro de vida

Seguro de Vida: ¿Lo necesitas? Probablemente deberías considerar la compra de un seguro de vida si estás en alguna de las siguientes situaciones:

  1. ·         Estás casado y tu cónyuge depende de tus ingresos.
  2. ·         Tienes hijos.
  3. ·         Tienes un padre anciano o un familiar discapacitado que depende de ti.
  4. ·         Tus ahorros de jubilación y pensión no serán suficientes para que tu cónyuge viva de ellos.
  5. ·         Tienes grandes propiedades y esperas deber impuestos al estado.
  6. ·         Eres dueño de un negocio, especialmente si tienes un socio.
  7. ·         Tienes una importante obligación financiera conjunta, tal como un préstamo donde otra persona sería legalmente responsable después de tu muerte.
  8. 8.  En todos estos casos, los beneficios de una póliza de seguro de vida pueden ayudar a que tus seres queridos continúen su vida sin problemas económicos, durante los difíciles días después de tu muerte.
  1.  9. Los fondos también pueden ser utilizados para cubrir los gastos del funeral, que pueden costar miles de dólares.

10. Si todavía no estás seguro de adquirir un seguro de vida, deberías hacerte la siguiente pregunta: Si yo muriera hoy sin seguro de vida, ¿tendría mi familia que hacer importantes sacrificios financieros y abandonar el estilo de vida al que están acostumbrados, con el fin de cumplir con las obligaciones económicas (por ejemplo, pagos del coche, hipoteca, universidad)?

 Si necesitas un seguro de vida, no pierdas tiempo

Una vez que decidas que necesitas un seguro de vida, no te demores en comprarlo. Aunque nadie quiere pensar y planear su propia muerte, no debes cometer el error de esperar hasta que sea demasiado tarde.

Revisa periódicamente tu cobertura


Una vez que adquiriste un seguro de vida, asegúrate de revisar periódicamente tu cobertura, especialmente cuando tienes un evento significativo en la vida (por ejemplo, el nacimiento de un hijo o la muerte de un familiar), y asegúrate de que cumple adecuadamente tus necesidades. 

El error más común que la gente comete es tener una cobertura insuficiente. Por ejemplo, si un porcentaje de tus beneficios del seguro de vida son para destinarlos a la educación universitaria de tus hijos, cuantos más hijos tengas, mayor deberá ser tu cobertura. Pero también es posible que estés cubierto por encima de tus necesidades, y eso también es un error, ya que el dinero extra que gastas podría ser utilizado para otras cosas. Si necesitas ayuda para revisar tu cobertura, solicita asistencia a tu agente o corredor de seguros.




por qu{e necesitas un seguro de vida