Cómo regar un jardín correctamente

Muchas de nuestras casas o fincas cuentan con jardín decorativo, que sin un correcto riego o irrigación se pueden secar en muy poco tiempo. Para regar correctamente un jardín se debe tomar en cuenta un asunto muy importante hoy en día,  que es el ahorro del agua. Por ello es importante saber cuál es el método más adecuado para mantener nuestro jardín siempre verde sin desperdiciar mucha agua.

Lo más común es regar con manguera directa de la toma de agua, pero no es el mejor método ya que se tira mucho líquido vital y la tierra no alcanza a absorberlo antes de que se evapore. En el mercado se pueden adquirir aspersores que ayudarán a distribuir mejor el agua para regar pasto.

Para regar plantas pequeñas o árboles, se recomienda hacerles un hoyo alrededor del comienzo del tallo para que cuando se le ponga el agua se mantenga como si fuera un tazón, esto permite que el agua se retenga y se vaya absorbiendo toda. De otra manera, toda el agua se iría para otro lado y a la planta no se le quedaría mucha humedad.

Para regar el pasto lo más recomendable es utilizar un sistema de aspersión. En los supermercados se encuentran aspersores muy económicos  y fáciles de colocar en los extremos de la manguera. Este sistema de irrigación permite que el agua se distribuya de manera más uniforme y se abarque mayor cantidad de pasto en menor tiempo.

El aspersor tira el agua en forma de lluvia, lo que es ideal para mantener un mejor pasto, ya que si se le riega con chorro directo se daña y no se distribuye correctamente el agua.

riego de jardín aspersión
Riego de aspersión para jardín


Si se cuenta con un poco más de dinero se puede optar por un sistema de riego por aspersión automático. Este ayudará a programar los horarios en que se va a regar sin necesidad de abrir la toma de agua cada vez que se quiera irrigar. Generalmente estos sistemas automáticos de aspersión funcionan con electricidad y son una muy buena opción para el ahorro del agua.