Colores cálidos: para estimular los sentidos

Descubre el significado de los colores y su importancia en los sentidos. Si quieres reanimar a una persona que está deprimida o desmotivada, regálale algo rojo; si deseas estimular su creatividad, el color indicado será entonces el naranja, mientras que el amarillo es conveniente para subir el ánimo a las personas con baja autoestima, pues estimula a sentirnos bellas y bellos.
colores cálidos significado
Significado de colores


Los colores mencionados son considerados cálidos, por su proximidad cromática con el fuego; son muy usados en los restaurantes porque estimulan el apetito. Sin embargo, hay que tener cuidado de no abusar de ellos. Una casa que tenga todas sus habitaciones pintadas de amarillo, por ejemplo, puede casi volvernos locos, o sobre estimular a los niños hiperactivos, etc.

Rojo
Es considerado por algunos como el color de la vida (recuerda que nuestra sangre es roja). También está asociado a la tribu y al primer chacra (para los que creen en esas cosas). Aunque algunos lo asocian con el peligro, lo cierto es que este hermoso color te ayuda a despertar, a estar alerta.

Hubo hace muchos años la noticia de que los coches rojos eran los que más se accidentaban, y de ahí se pensó que era un color peligroso o incluso hasta maldito; sin embargo, después se consideró una posible respuesta a este problema, consistente en la alta probabilidad de que el rojo fuese muy socorrido por personas impulsivas, y que tal impulsividad era, en realidad, la causa de los accidentes.

Naranja
Este color está relacionado con la creatividad, la paternidad, la fecundidad, el segundo chacra. Las tonalidades cercanas al naranja nos remiten a la calidez, la generosidad, el dar. Es un color que inspira el compartir, y es el favorito en los restaurantes, porque estimula el apetito.

Si tienes un bloqueo de creatividad, en que sientes que las ideas no fluyen, o que debes escribir algo y no se te ocurre nada original, pone algo anaranjado y quizá de manera misteriosa se solucione tu problema.

Un exceso en este color nos puede robar el descanso en las noches, causar insomnio, etc., por lo que se recomienda más bien para espacios de la casa más bien sociales, como el comedor, la sala, el recibidor.

Para interiores, procura evitar pintar tu casa del tono salmón, muy cercano al naranja, pero cuyo abuso no se recomienda, pues al menos dentro de una de las corrientes del Feng Shui, se considera que lleva a la desdicha.

Amarillo
Este bello color reafirma la autoestima, nos hace sentir más hermosos y disfrutar la belleza de la vida. Infunde optimismo y energía.
Sin embargo, si el amarillo domina en una estancia, puede dificultar la concentración, por lo que no se recomienda para áreas de estudio o de descanso. Tampoco es aconsejable para el cuarto de los niños, pues se asocia a la conducta hiperactiva. Algunos creen que en exceso, este color puede llevar a la locura.