Consejos para ordenar tu casa o espacio

Aquí te compartimos unos sencillos consejos para que puedas mantener ordenada tu casa, todo consiste en disciplina y verás cómo poco a poco tu casa lucirá siempre ordenada.

Encima del sillón descansa una camisa que te pusiste hace una semana, junto a unos discos que no has guardado. Abajo hay un libro, varios papeles, carpetas. La mesita está eternamente cargada con objetos de toda índole, mientras que la mesa del comedor guarda una situación similar.

En tu cuarto, ni se diga: la ropa limpia se confunde con la ropa sucia, hay vasos, tazas usadas, libros, revistas… Es como si el FBI hubiera revisado tu espacio y hubiera dejado todo tirado.

Si vives la situación de tener tu casa hecha todo un ‘desmerequetengue’, lo más probable es que al ver todo el tiradero, te sientas tan abrumado/a por no saber por dónde empezar a poner orden, que pospondrás dicha actividad una y otra vez.

Para que no vuelva a darte esa tentación de dejarlo para después, aquí te damos un consejo buenísimo y que nunca falla, para comenzar a hacer de tu ‘depa’ un lugar vivible.

1. Comienza por partes.Divide tu casa –o tu cuarto- en sectores por los cuales comenzar: por ejemplo: primero la sala, luego el comedor, etc. Si lo que deseas es ordenar tu cuarto, inicia por la cama, luego al buró, después al armario, etc.

2. Clasifica. Una vez que has elegido por qué sector iniciar, clasifica y separa las cosas, para guardarlas más fácilmente. Por ejemplo: un montón para la ropa limpia, otro para la ropa sucia, otro para los papeles, otro para los libros, etc. Contempla un montón para las cosas inclasificables.

3. Guarda. Una vez que has hecho montoncitos de cosas, ponlos en el lugar que les corresponde: el cesto de ropa sucia, el librero, el espacio para los discos, etc.

4. Mantén el ritmo. Una vez que has iniciado, no te detengas hasta no concluir tu tarea, así te lleve varios días consecutivos. Verás que por partes, todo es más sencillo.

5. No inicies un nuevo desastre. Una vez que has despejado todo, te será más fácil mantener el orden: lleva tu vaso al fregador cada vez que lo desocupes, guarda cada libro que dejes de usar, etc.

Como ves, poner orden en tu casa es mucho más sencillo de lo que parece. Lo importante es comenzar ya, y no perder la motivación por tener un espacio cómodo, despejado, en el que puedas recibir visitas sin apenarte por su aspecto.

POR ADRENA LINA


Casa desordenada: aprende a ordenarla
Casa desordenada? aprende cómo ordenarla