Sistema de riego artificial contra temporal

Los sistemas de riego se han empleado desde épocas antiguas para poder producir alimentos más rápidamente que como se haría en un riego natural o temporal. Existen dos tipos de riego necesarios sobre todo para la agricultura: el temporal y el riego artificial.

Las culturas antiguas hacían uso del sistema de riego de temporal, que consiste en aprovechar el agua de la lluvia directamente sobre la tierra. Para ello, los agricultores se fijan en los períodos de lluvia y las aprovechan para preparar la tierra y sembrar las semillas antes de que comience a llover, para que luego lo cultivado crezca con el agua natural.
sistema de riego por aspersión
sistema de riego por aspersión

Sin embargo, como la naturaleza no se puede predecir siempre, las lluvias no son exactas y a veces las sequías pueden echar a perder cosechas enteras si no hay lluvias cuando son esperadas. Ante eso, el hombre ha desarrollado sistemas de riego desde muy elementales hasta muy sofisticados.

Hoy en día, en el mercado se puede encontrar una gran variedad de sistemas de riego que ayudan a mejorar los procesos del cultivo y las actividades agrícolas que requieren de mucha agua. Ante un sistema de riego de temporal, el sistema de riego artificial tiene muchas ventajas.

Ventajas de los sistemas de riego

  • Decidir cuándo sembrar. Una de las ventajas de contar con un sistema de riego es planificar cuándo se debe cultivar y no estar a la expectativa de las lluvias naturales.
  •   Cosecha asegurada. Una cosecha de cualquier producto se tiene asegurada con un sistema de riego, siempre y cuando no intervengan otros factores que echen a perder la cosecha, como una temporada de lluvias intensa.
  • Múltiples opciones de riego. Ahora, para ahorrar el agua, se han diseñado sistemas de riego para todo tipo de necesidades y siguen aumentando. Desde pequeñas porciones de tierras hasta muchísimas hectáreas de cultivo se pueden regar sin desperdiciar tanta agua.
  • Menos pérdidas en la cosecha. Cuando el productor o agricultor comienza a sembrar, espera cierta cantidad de cosecha. Con el sistema de riego artificial hay menos probabilidades de perder las cosechas a causa de las sequías.

Consideraciones para adquirir un sistema de riego

Todos los productores y agricultores debemos estar conscientes del ahorro en el agua. El tiempo actual no nos permite desperdiciarla, por lo que debemos considerar buscar los mejores sistemas de riego que ayuden a ahorrar el agua, uno de ellos es el sistema de riego por goteo.