Lo último

Mostrando entradas con la etiqueta mitos sobre la obesidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta mitos sobre la obesidad. Mostrar todas las entradas
Ya es bien sabido que la obesidad se está convirtiendo en un padecimiento cada vez más común y más peligroso, ya que el sobrepeso trae consigo múltiples enfermedades y síntomas que van desde las varices hasta la esterilidad o una embolia pulmonar que puede causar la muerte.
La obesidad no es ya una asunto de mera estética o autoestima, también es enfermedad que pone en riesgo la salud, por lo cual cada vez es más común escuchar mitos sobre la obesidad y recetas mágicas para bajar de peso, que si bien algunas pueden lograr mejorar nuestra imagen, también pueden causarnos otros males al desequilibrar nuestra alimentación. 
Para desmentir los milagros, te compartimos estos 10 mitos sobre la obesidad. No olvidemos que la alimentación se trata de equilibrio, salud y bienestar.

Top 10 mitos sobre la obesidad


Los productos "Light" no tienen calorías

Mentira. Por lo general los productos light sólo muestran una reducción calórica del 30% con respecto al mismo alimento en su versión genérica, además de incluir otros componentes más peligrosos que algo de calorías de más. Lo recomendable es leer las etiquetas de estos productos antes de ingerirlos.

Los  laxantes y diuréticos ayudan a perder peso.

Los diuréticos y los laxantes aumentan los desechos corporales llevando agua hacia el intestino, de forma que el cuerpo pierde líquidos y se deshidrata, sin embargo la grasa corporal no disminuye, pues no está la que se elimina. 

La obesidad se hereda

Mitad verdad, mitad mentira. Estudios muestran que los hijos de padres con sobrepeso tiene una mayor probabilidad de padecer obesidad, sin embargo el sobrepeso se debe principalmente a la estilo de vida sedentario y una dieta alta en calorías.

Top 10 mitos sobre la obesidad

No desayunar adelgaza

El cuerpo, al estar en ayuno acumula grasas como mecanismo de alerta, es decir, el cuerpo genera un banco de "energía" para funcionar más delante en caso de que sigas sin ingerir alimentos. Además lo más probable es que después del ayuno venga un consumo excesivo de comida como compensación.

El pan engorda

No hay alimento alguno que provoque la obesidad, el aumento de peso de da en relación a la cantidad de calorías que consumimos y las que gastamos. El pan es un alimento esencial en una alimentación balanceada, y no debería ser eliminado de ninguna dieta.

La cerveza provoca la llamada "Panza chelera"

Nuevamente falso. Al igual que el pan, la cerveza a sido uno de los blancos tachados de provocar la obesidad, sin embargo, el sobrepeso se debe a una dieta desequilibrada y no a un alimento por sí solo. La llamada "panza chelera" es producto de una mala alimentación combinada con un estilo de vida demasiado sedentario. No importa si dejas de consumir cerveza, si a tu día no agregas algo de actividad física está no desaparecerá


La carne cerdo es mala para la salud

La carne de cerdo es rica en proteínas, contiene fósforo, zinc, hierro y vitaminas B1, B2, B6 y B12, lo cuales son necesarios para el buen funcionamiento de sistema inmunológico entre otros.

Dormir engorda

Según se dice, no dormir ayuda a que tu cuerpo este activo y de está forma se consume mayor numero de calorías lo que provoca el adelgazamiento. Sin embargo expertos aseguran que el dormir desequilibra la producción de hormonas tales como la leptina y la germina, las cuales están implicadas en la regulación de apetito, por lo cual no dormir puede provocar un aumento en la sensación de apetito. 

La obesidad se causada por las grasas

Como ya explicamos antes, no sólo las grasas provocan el aumento de peso, otros factores como el sedentario, la regularidad de la comida, la cantidad de comida y el sueño colaboran al buen o mal estado del peso corporal.

La sal te hace engordar

La sal provoca que el cuerpo retenga líquidos, sin embargo estos líquidos no son grasas, es decir el acumular agua no genera obesidad puesto que el excesos de peso reside en la acumulación de grasa.